El hecho de redactar nuestro currículum siempre nos genera muchas preguntas, ¿qué tipo de CV debería escribir?
¿debo incluir toda la información detallada? ¿qué es lo más importante que debo destacar? Te ayudamos a despejar todas esas dudas a continuación:

Tipos de currículum
Currículum cronológico

Este tipo de CV está enfocado a mostrar visualmente tu formación académica y trayectoria profesional ordenado en fecha ascendente o descendente, ¿cómo decidimos de qué forma? si has tenido algún cambio laboral reciente e importante que quieras que destaque lo mejor es que lo coloques primero, con lo que ordenarías tu CV de forma descendente (lo más reciente en el tiempo ocuparía el primer lugar y lo más antiguo lo último); en cambio, si has ido evolucionando poco a poco y quieres mostrar que has tenido una continuidad, puedes ordenar tu CV de forma ascendente (empezar por tu primera experiencia laboral y terminar con la más reciente).

Ten en cuenta que este tipo de CV está enfocado a personas que no han estado sin trabajar una temporada larga que pueda verse reflejada. A la hora de redactar este tipo de CV cabe destacar tus logros, dejar visibles más responsabilidades y funciones, etc…

Currículum funcional

Para este caso organizaremos nuestro CV agrupando nuestras experiencias laborales por sus áreas y no basándonos en fechas. Principalmente conveniente si quieres acceder a un sector laboral específico puesto que expones de forma rápida y clara tus principales habilidades y experiencias de la mejor forma.

Cabe destacar que en este tipo de CV ofrece una mejor oportunidad de mostrar otras capacidades, intereses, volutariado, etc…

Currículum combinado

Como su propio nombre indica, este tipo de CV es una mezcla de los dos citado anteriormente. Al englobar los dos tenemos más flexibilidad a la hora de presentar los datos pero es muy posible que nos lleve más tiempo, puesto que tendremos que modificarlo constantemente en función del tipo de trabajo, empresa, portal Web…

En cualquiera de los casos, siempre es importante destacar aquellos sitios o aquellas competencias en las que te has desenvuelto mejor sin llegar a poner un gran párrafo, puesto que lo que quieres es un primer contacto y es ahí donde tienes que venderte de la mejor forma posible. ¿Qué no debes olvidar incluir en cualquiera de tu CV?

  • Datos de contacto (contando con una dirección de correo presentable)
  • Tus experiencias más relevantes
  • Conocimientos y habilidades
Tipos de currículum
Etiquetado en: