Tarjetas de visita a doble cara personalizadas: por una cara encontramos el logo y por la otra parte encontramos los datos de contacto y en la parte inferior una zona de puntos canjeables, pudiendo añadir una pegatina o troquelarla.